645165687 carmen@seacoach.es
¡Hazlo social!
Facebook
Twitter
LinkedIn

Recientemente, me hicieron una entrevista sobre el futuro del trabajo para un medio de comunicación del sector IT. Cuatro preguntas que pusieron mi visión en dos factores: El primero, cómo un candidato se siente atraído por una empresa y el segundo, qué hacen las empresas para atraer talento. 

Ésta es mi respuesta sobre el futuro del trabajo:

  1. Definición del puesto de trabajo del futuro. Necesidades básicas a cubrir.

En mi opinión, ya no se trata solo de la posición, hay que considerar el puesto dentro de un entorno global. El candidato de hoy valorará muchos más factores para decidir su implicación en el proyecto. Valorará de forma especial el sector, la posición de la compañía en el mercado, la cultura de la organización, los valores que representa, el buen ambiente de trabajo, la conciliación familiar, la flexibilidad, el teletrabajo, la movilidad internacional, la responsabilidad social corporativa, el trato de igual a igual intergeneracional, las oportunidades de aprendizaje, las posibilidades de aspirar a un puesto mejor.

En resumen, el talento busca poner sentido en aquello que hace. Todo esto y mucho más es clave en la decisión de un candidato. Y si hablamos de lo que significa tener visión de futuro hablaremos también de la evaluación que el candidato nos hará como empresa. Dentro de pocos años, el mismo rigor en la selección de personas que tenemos actualmente será llevado a cabo por los candidatos. Seremos las empresas quienes ofrezcamos los perfiles competenciales de nuestros managers y miembros de equipo para ser elegidos como empresa empleadora.

Estamos viviendo un momento emocionante en términos de employer branding. Pero si hablamos de tener una visión de lo que significa atraer talento en el futuro, tenemos que ir mucho más allá. El candidato exigirá conocer cuál será el perfil competencial de tu próximo equipo y evaluará su encaje dentro de la compañía. Y en función de esto, nos elegirá o no como empresa para desarrollar su potencial. Vivimos un momento extraordinario en cuanto a atracción de talento se refiere. Ahora, más que nunca, la estrategia que llevemos a cabo marcará la diferencia en el futuro entre las organizaciones. La transparencia es un pilar básico. Como ejemplo, pondré Glassdoor, donde los empleados de cualquier empresa pueden valorar a una organización en todos los sentidos.

Hay una necesidad vital a cubrir y radica en la emoción. Si somos capaces de motivar y ofrecer proyectos atractivos a nuestros empleados cada día estaremos más cerca de lograr la excelencia. Para ello, cuestiones tan básicas como ofrecer salarios de mercado y beneficios empresariales deben haberse resuelto antes. 

2. Elementos esenciales para el trabajo del futuro.

Trabajaremos más por objetivos. El teletrabajo irá ganando terreno al presencialismo. Las nuevas tecnologías y la hiperconexión facilitan una forma de trabajar a la altura de las necesidades actuales. 

Además, ofrecer un espacio de trabajo que transmita los valores de la compañía entre todas las áreas a todos los niveles facilita la comunicación. El candidato actual valora la transparencia, el fácil acceso a todas jerarquías, el trato de igual a igual con el único objetivo de crecer profesionalmente.

Ofrecer un espacio abierto, con zonas verdes, promueve la comunicación, la transparencia y respeto por la naturaleza. La arquitectura de los nuevos modelos organizativos estarán diseñados en base a ello. 

3. Cómo una empresa da respuesta a esta situación. Cuál será la máxima disrupción que cambiará a medio plazo la forma actual de trabajar.

Si algo caracteriza a una empresa sexy es el dinamismo de su entorno y las oportunidades de aprendizaje. Una estructura horizontal siempre permitirá una comunicación directa en todas las escalas a nivel organizativo. Trabajar con un equipo joven y multidisciplinar será un atractivo para cualquier generación. Ofrecer oportunidades de aprendizaje constantes y una formación continua hará que el candidato nos elija frente otras empresas.

La máxima disrupción radica en la gestión de las nuevas tecnologías. El reto para cualquier empresa es la gestión de las personas. Más que hablar de transformación digital hablaría de transformación cultural. Aquí el departamento de HR tiene un papel clave, debe ser líder en la gestión del cambio, introducir los cambios en la organización de manera natural. El motor para hacer posible una transformación digital es el equipo que forma parte de la organización.

4. Oportunidades de negocio que se presentan gracias a esta realidad.

Atraer el talento adecuado a cada empresa se puede traducir como la máxima disrupción. Garantiza una forma de pensar diferente, una mayor adaptación a entornos dinámicos y mentalidad estratégica. Como profesionales de HR, sabemos que el éxito de nuestro negocio está en el elegir al mejor perfil para cada puesto. Tener el mejor equipo de personas significa tener la mayor eficiencia. Para ello, desde mi punto de vista, las claves son las siguientes: Creación de una web de talento donde el candidato pueda conocer nuestra cultura, las opiniones de nuestros empleados y todas las vacantes a nivel mundial. Desarrollo de una estrategia de Employer Branding para dar a conocer todo lo que ofrecemos como empresa. Creación de un programa de diversidad cultural y relevancia del empoderamiento de la mujer en perfiles tecnológicos. Además, contar con las últimas tecnologías, como la inteligencia artificial, para hacer que nuestro trabajo sea más efectivo día a día será uno de los pilares básicos en materia de atracción de talento. Esto, unido a los valores compartidos por el equipo, es la máxima oportunidad de negocio que se abre ante esta nueva realidad. Un gran reto para el departamento de HR.

*Artículo publicado en LinkedIn


¡Hazlo social!
Facebook
Twitter
LinkedIn
The following two tabs change content below.
HR Consultant - Fundadora de Seacoach.

Latest posts by Carmen Máñez Carvajal (see all)